Ejecución de obras de restauración forestal por el incendio de agosto de la Zona Media

febrero 1, 2017

01/02/2017Zona afectada en el incendio

El Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente realiza actuaciones hidrológico-forestales de urgencia sobre los terrenos afectados por el gran incendio forestal ocurrido en agosto de 2016 en la Zona Media, que afectó a los términos municipales de Pueyo, Barasoain, Garinoain, Añorbe, Artajona y Tafalla.

El presupuesto destinado a dichas obras alcanza los 400.000 euros, de los que 125.000 euros se destinan a trabajos de retirada de madera quemada y 158.000 euros a repoblación en laderas para disminuir la erosión por temporales de lluvia.

Con estas obras, que actualmente se encuentran en plena ejecución y tienen prevista su finalización en el próximo mes de julio, “se colabora de manera institucional y solidaria con el Gobierno de la Comunidad Foral de Navarra en la restauración de esta zona”, según ha explicado el Ministerio en una nota.

En concreto, los objetivos de estas actuaciones de restauración forestal y medioambiental, y de las actuaciones complementarias en los montes afectados, son reducir los riesgos erosivos y evitar los riesgos de plagas y enfermedades tras el incendio.

También se pretende la restauración de una masa forestal arbolada mixta que aporte en el futuro distintas posibilidades y diversidad ecológica, además de compatibilizar los distintos intereses que la sociedad solicita del medio natural (aspectos productivos, protectores, uso social y biodiversidad) y armonizar los intereses sociales y económicos con la conservación de la naturaleza.

Restauración del arbolado

Debido a que el incendio afectó a una zona donde la vegetación tiene un papel relevante en el control de la erosión y en la mejora de la biodiversidad, las acciones de recuperación han puesto el acento en favorecer la restauración del arbolado.

Zona afectada en el incendioDe esta forma, las actuaciones que se llevan a cabo consisten en el tratamiento de la vegetación quemada, para mejorar el rebrote de los chirpiales (en el caso de quercíneas y betuláceas), y para facilitar la regeneración natural (en las zonas ocupadas por pino silvestre y pino radiata).

Asimismo, se están realizando trabajos de corrección hidrológico-forestal y control de la erosión en zonas de elevada pendiente. Así, para disminuir los efectos de la erosión, se han colocado los restos de los árboles quemados a modo de cordones discontinuos. En el caso de las vaguadas quemadas, se han construido fajinas de sujeción mediante la colocación de postes de castaño formando una empalizada, buscando un entrelazado lo más tupido posible que posibilite la máxima retención de acarreos en la ladera.

Al mismo tiempo, se va a proceder a la plantación de pequeños bosquetes de frondosas autóctonas, con la doble función de servir como refugio para la fauna de la zona y contribuir al control de los procesos erosivos, mediante la repoblación de abedules (con sus correspondiente protección) en las inmediaciones de las vaguadas por las que transcurren las corrientes naturales de agua.

Además, se ejecutan actuaciones de mejora y reposición de infraestructuras para evitar el aumento de los deterioros producidos por el incendio (aumento de la escorrentía y los procesos erosivos), y para mejorar la capacidad de desagüe y la gestión del monte en general. Para ello, se han realizado trabajos de limpieza y reparación de la red de pistas, y retirada de restos de alambre de cerramientos. Estas actuaciones están cofinanciadas en un 53% por el Fondo Europeo Agrario de Desarrollo Rural (FEADER), en el marco del correspondiente Programa Nacional de Desarrollo Rural. Los trabajos, junto con otros similares de restauración de grandes incendios forestales que viene realizando el Ministerio de Agricultura, se enmarcan en el conjunto de actuaciones de colaboración y apoyo a las comunidades autónomas en esta materia.

FacebookTwitterGoogle+ Añadir a las redes sociales.

<< volver