Destacados



13/02/2018

Las previsiones meteorológicas se presentaban negativas para el fin de semana de Ferias de febrero, no obstante, a pesar de los incesantes chaparrones y el cierzo propio de nuestra tierra, todas las actividades programadas se pudieron llevar a cabo.

El viernes a la mañana comenzó con la apertura del IV Certamen Avícola Eoalak Ciudad de Tafalla (III. Monográfico Navarro de Euskal Oiloa), que se expondría durante los tres días de feria  y la típica feria de ganado caballar en el Recinto Ferial. Esta última con menos movimiento que nunca, ya que entraron 43 animales (23 menos que las Ferias de octubre) de Navarra, Vizcaya, Guipúzcoa, La Rioja y Aragón, vendiéndose la mayoría de ellos, 41 concretamente.

Los actos de la tarde se pudieron realizar ya que se celebraron a cubierto: La Cata Selección de los Mejores Vinos DO Navarra, en los bajos de la Plaza del Mercado, acompañada de las explicaciones del agrónomo Julián Palacios y organizada gracias a la colaboración del Consejo Regulador de la DO NAvarra, y la XXIII Gala de premios al Deporte Tafallés en el Centro Cultural Tafalla Kulturgunea.

La mañana del sábado, el Recinto Ferial acogió una Exposición de animales y un Taller de Tiro con Arco organizado por el Club Arco Tafalla. Ambas actividades se vieron ocasionalmente empañadas por la lluvia que irregularmente cayó durante todo el día. A pesar de ello fueron muchos los que se acercaron al Ferial, también a la tarde, para ver la Exhibición de Equitación de Trabajo organizada por la Hípica Zahorí.

Cabe destacar que durante todo el día se celebraron varios actos organizados por las Peñas de Tafalla y la Asociación Juvenil Kimuak que ambientaron el pueblo con alegría juvenil, concluyendo con los conciertos de Leytz, Ska-lofrío y Los Lucians frente al Bar Pasadizo.

12El domingo a la mañana la lluvia perdonó, y los tafalleses y tafallesas se echaron a la calle llenando de gente la Plaza de Navarra y sus aledaños durante todo el mediodía. Pudieron disfrutar de los 24 stands de alimentos artesanos, la exposición y venta de plantas y flores y los clásicos puestos del Paseo Calatayud. Este año se ha hecho especial hincapié en la figura del cerdo: se hizo una muestra de elaboración de Chistorra de Tafalla a cargo del gremio de carnicerías locales, hubo una degustación de cerdo asado y cómo no, la Orden del Cuto Divino celebró su rifa anual.

También cabe destacar el gran número de seguidores que atrajo la Gigantada organizada por la Comparsa Asier Marco, con comparsas procedentes de Olite, Santacara, Buztintxuri o Tafallako Ikastola entre otros. La feria concluyó con un Partido de Parejas de Pelota Mano Profesional, la animación musical de la Fanfarre Ardanbera en la Plaza de Navarra y el baile a cargo del Grupo Azabache en el Centro Cívico.

GALERÍA DE IMÁGENES