Destacados



27/03/2018

1El Salón de Plenos del Ayuntamiento de Tafalla ha acogido hoy la presentación del Programa de Vivienda de Bolsa de alquiler organizado por Nasuvinsa, sociedad  pública al servicio del Gobierno de Navarra que  integra la Promoción y Gestión de Activos, fundamentalmente de vivienda protegida y suelo industrial de carácter público, el desarrollo de nuevas urbanizaciones e infraestructuras a través de los instrumentos de ordenación y planificación territorial y la realización de estudios y prospectiva territorial.

Al acto han asistido diferentes representantes de los pueblos de la Zona Media navarra y ha sido presidido por Arturo Goldaracena; Alcalde de Tafalla, Miguel Laparra; Consejero de Derechos Sociales, Gema Mañú; Directora general de Inclusión y Protección Social y Javier Etayo; Director de Servicio de Viviendas.

Tras la firma del convenio, en la rueda de prensa se ha mostrado un video realizado por los alumnos de la Escuela de Taller de Tafalla, donde se explica el proyecto con exactitud. Después, los representantes institucionales han charlado con los alcaldes y alcaldesas sobre las posibles luces y sombras del proyecto, según la situación de cada municipio. Para terminar, han visitado la Oficina de Rehabilitación de Viviendas y Edificios de Tafalla, para analizar junto con los trabajadores de la oficina la situación de ciertas viviendas de la ciudad.

2Miguel Laparra ha explicado la importancia de la difusión de este programa, que a diferencia de otro tipo de actuaciones en materia de vivienda que son especialmente lentas, permite solucionar problemas desde el primer día. Un programa que tiene mucho interés para el conjunto de la ciudadanía, tanto para propietarios como inquilinos, con una oferta que ofrece garantías de cobro y devolución, con un seguro para todo tipo de posibilidades que pudiese haber en torno al uso de la vivienda y otro tipo de ventajas en cuanto al pago de la comunidad, eficiencia energética etc.

La oferta también da opción a pedir parte del alquiler por adelantado, sin intereses, para  llevar a cabo la rehabilitación de las viviendas. Además, desde este año, los alquileres a través de la Bolsa de Alquiler son los únicos que mantienen una reducción del 40% de los beneficios obtenidos, por tanto, tienen una ventaja fiscal sobre cualquier otro tipo de alternativa.

3Laparra ha recalcado que a partir de este año la Bolsa de Alquiler puede ser un instrumento especialmente interesante y con potencial reforzado, a sabiendas de la sentencia publicada por el Tribunal Constitucional el pasado 22 de febrero, donde se establecen una serie de instrumentos para potenciar que cualquier tipo de vivienda vacía acabe con una utilización adecuada.

En dicha sentencia, el Tribunal pone sobre la mesa dos tipos de situaciones claramente diferenciadas: la de personas jurídicas (empresas, entidades financieras, promotores, etc.) y el conjunto del vecindario. Para el primer caso se prevén una serie de de penalizaciones para los propietarios de viviendas vacías, con posibilidad de expropiación a partir de los dos años de desuso. No obstante, en el caso de los particulares simplemente se introduce la capacidad de que los ayuntamientos puedan grabar las viviendas que no se estén utilizando.

En 2017 la rehabilitación de viviendas en la zona Media ha tomado un impulso importante, con obras iniciadas que afectan a 186 viviendas, e inversión cercana a los 2.750.000 euros. Las cifras suponen un 70% más que en el año precedente y triplican las registradas en 2014. De la inversión total, el Gobierno de Navarra concedió subvenciones para rehabilitación por importe de 1.056.000 euros.

4En el transcurso de la reunión, el vicepresidente Laparra ha puesto en valor las reformas introducidas en las subvenciones para la rehabilitación de viviendas, desde la mejora de las ayudas para las personas jóvenes, discapacitadas, y mayores de 65 años, hasta la rebaja del presupuesto protegible de 6.000 a 2.000 euros, que permite acceder a más personas beneficiarias. Se ha hecho especial incidencia en la necesidad de adecuar el parque residencial a las exigencias en materia de accesibilidad, así como en la mejora de la envolvente o las instalaciones térmicas centralizadas, como medidas de sostenibilidad y prevención de la pobreza energética.

Además, se ha recordado la posibilidad por parte de los Ayuntamientos de rehabilitar sus viviendas vacías, con la posibilidad de optar a una subvención del 50% del coste, con un máximo de 15.000 euros por vivienda, siempre y cuando tales viviendas se destinen al alquiler durante un período de 10 años. El Gobierno de Navarra también financia una parte de la renta mensual de estas viviendas, cuando el alquiler no exceda del 55% del precio máximo aplicable, y las personas inquilinas tengan ingresos inferiores a 1,4 veces IPREM.

El Gobierno de Navarra, en colaboración con los ayuntamientos, pondrá en marcha un registro de viviendas vacías para cada municipio, a fin de analizar con máxima exactitud la situación de cada pueblo o ciudad.