Noticias



“Somos conscientes de que estamos lejos de alcanzar la igualdad real y efectiva entre mujeres y hombres, tal y como queda reflejado en las cifras de empleo, brechas salariales, contratos a tiempo parcial, la falta de presencia de mujeres en cargos directivos, datos de excedencia, falta de corresponsabilidad o los constantes casos de violencia contra la mujer”, explicó Arturo Goldaracena, Alcalde de Tafalla. Por eso se aseguró que el Ayuntamiento se compromete a continuar impulsando políticas de igualdad desde lo local, así como a apoyar el movimiento feminista; verdadero motor de transformación en sus demandas y en sus luchas.

Mª Ángeles Molina Jusué

La primera homenajeada del acto fue Mª Ángeles Molina Jusué, maestra pionera de la escuela tafallesa. Uxua Ciérvide, leyó un texto biográfico escrito por sus sobrinas donde explicaba como a comienzos de la década de los años cuarenta, en la escuela situada en la calle La Higuera, “Tuvo que pelear mucho para conseguir cosas elementales como pupitres para sus alumnas, que la escuela de chicos ya tenía pero que se negaban a la escuela femenina porque no le daban importancia. Solamente les ofrecían bancos para sentarse”.

Mª Ángeles destaca que “Hasta los años 70 aproximadamente, eran malos tiempos para ser mujer, que la principal salida que tenían las mujeres era el matrimonio, y que la mayoría en Tafalla estaban muy bien casadas, si bien también había separaciones, por supuesto de hecho, porque entonces no era posible más”.

Mª Ángeles estuvo ejerciendo de maestra hasta su jubilación en 1984. Actualmente, a sus cien años, reside en Pamplona.

Reconocimiento a las comerciantes y hosteleras

El Ayuntamiento quiso mostrar su reconocimiento social y político a todas las mujeres que han emprendido un negocio en los sectores del comercio y la hostelería con la finalidad de poner en valor su aportación a la vida económica y social de nuestra ciudad.

“Las mujeres que emprenden todavía son pocas pero la proporción crece cada año y el éxito de sus negocios es porcentualmente alto. Suelen tener rasgos en común, como la capacidad organizativa, la firmeza, seguridad en sí mismas y la pasión”, dijo Rakel Álvarez, Presidenta de la Comisión de Igualdad.

Este reconocimiento quiso destacar dos aspectos:

Por un lado, el personal; porque ser emprendedora supone hacer realidad un proyecto, y para ello, tomar decisiones, asumir riesgos, trabajar sin horario…

Por otro, el aspecto social del comercio y la hostelería que proporciona vida, personalidad, identidad a nuestra localidad haciéndola referente turístico y comercial.

Aprovechando la existencia de la asociación de comercio ASCOTA, el Ayuntamiento se puso en contacto con ella para que facilitase nombres de establecimientos y personas que consideran que no debían faltar en el acto. Entre otras mujeres, ayer se mostró reconocimiento a:

1.-Terceras/ cuartas generaciones al frente del comercio:

  • Nagusia
    • Josefina Petrina Ayerra
    • Mª Jose y Paquita Martínez Petrina
    • Saioa González Martínez
  • Moda Esquíroz
    • Carmen / Uxua Esquíroz Torralba
  • Ultramarinos Baztán
    • Felisa Espinal
    • Mercedes Baztán Espinal
    • Asun Esparza Batzán
    • Susana       Baztán Esparza
  • Ópalo/ Mercería Isabel
    • Adela San Martín Jurio
    • María Isabel Martinena San Martín
    • Isabel Iriso Martinena
    • Natalia/ Ana Álvarez Iriso

2.- Implicación en el comercio Local:

  • Inma Abínzano Garjon, de Folder La Feria
  • Uxua Ciervide Gorriz, de Acacia

3.- Generación de empleo:

  • Mendicoa

4.- Una vida dedicada al comercio:

  • Ana Gorriz Jiménez
  • Mª Paz García Ayesa
  • Petra Ruiz Alzorriz
  • María Isabel Martinena San Martín
  • Maria Manuela Martínez Jiménez

Isabel Erro Arbona

El Ayuntamiento quiso mostrar también su reconocimiento a la recientemente fallecida Isabel Erro Arbona, mujer comerciante tafallesa y activa en muchísimas facetas sociales. Su hijo, Maiorga Ramírez, dedicó unas palabras de agradecimiento, haciendo hincapié a su vez en el valor de mantener el pequeño comercio como alma de los pueblos. A continuación, Esther Esparza recitó el siguiente poema escrito por Isabel.

 

La mujer lleva luchando desde principios del siglo pasado

por la dignidad de su trabajo

La única lucha que se pierde es la que se abandona.

Seguiremos alzando la voz

para hacer al mundo escuchar

que la mujer es la parte del universo

que reclama y lucha por la igualdad.

Alzaremos la voz por el derecho a la paz,

por aquellas que sufren dolor,

por las que no cantarán porque les han apagado su voz,

por las que tienen algo que decir y están calladas,

por las que buscan refugio en su almohada,

y por la mujer mal pagada.

Alzaremos la voz el día que la sensatez  haya despertado,

esas voces serán cánticos de alegría que llegaran al sol,

de hombres y mujeres unidos con un bello lazo

celebrando que ha llegado la igualdad.