Noticias



Este año a las actividades veraniegas de Tafalla se suman una serie de visitas guiadas al Palacio de los Mencos, ampliando la oferta turística y de ocio para el público local y visitante. Serán 14 visitas que tendrán lugar varios fines de semana, desde junio hasta septiembre, los días 23 y 30 de junio, 20,21, 27 y 28 de julio, 3,4 y 31 de agosto y 1, 7, 8, 14 y 15 de septiembre, comenzando siempre a las 12:00 horas en la entrada del Palacio.

Las entradas se pueden comprar a través de la página www.tafalla.es, accediendo desde el apartado “Venta de entradas espectáculos” y de forma presencial en el Centro Cultural Tafalla Kulturgunea, de lunes a domingo de 12:00 a 14:00 horas y de 17:00 a 19:00 horas (domingo tarde cerrado). El coste de la visita será de 3 euros, un precio casi simbólico, debido a que el Ayuntamiento financia la actividad.

El Palacio de los Mencos es un edifico singular en la Zona Media de Navarra. La familia Mencos, Condes de Guendulain y Marqueses de la Real Defensa, entre otros títulos, ha estado ligada a Tafalla desde el siglo XV. Su palacio se encuentra elevado sobre una pequeña colina, frente a la antigua muralla de la Ciudad de Tafalla, hoy derruida.

Este palacio fue uno de los primeros edificios construidos extramuros a finales del S.XVI, aprovechando unos restos medievales para levantar su torreón. Ocupado en las diferentes guerras, quemado por Espoz y Mina en 1813 y hospital de la Cruz Roja en 1873, encima de su puerta luce unas cadenas por haber sido hospedaje real, en este caso fueron concedidas por la presencia de Fernando VII en 1828.
A través de la historia de la casa y el devenir de las personas que la habitaron, que con gran entusiasmo y mucho gusto narra Joaquín Mencos, se recorren cuatro siglos de la historia de Navarra vinculada, como no, a la historia de Tafalla.

Esta actividad se desarrolla gracias a un acuerdo alcanzado entre la Fundación Mencos y el Ayuntamiento de Tafalla a través de la Concejalía de Comercio y Turismo, con el objetivo común de hacer más visibles los atractivos turísticos de la ciudad y ponerlos en valor para el disfrute de las personas visitantes y el público local.
Las visitas suponen un buen plan para acercarse a la localidad y descubrir y saborear Tafalla, paseando por sus calles comerciales y disfrutando de su gastronomía: los platos, los pinchos y los productos tradicionales, que con maestría se elaboran y se ofrecen en los establecimientos hosteleros y comercios de la localidad.