ROMERÍA A UJUÉ

noviembre 5, 2012

El domingo siguiente a San Marcos (25 de abril), se celebra una de las tradiciones mas arraigada en Tafalla: la peregrinación al Santuario de la Virgen de Ujué.

Esta localidad situada a 20 Km. de nuestra Ciudad visitada por tafalleses y vecinos de otros pueblos de la merindad, concentra en esa fecha a miles de personas, y caracteriza a esta romería como una de las más importantes de Navarra.

Entre los grandes santuarios marianos de Navarra, Ujué ocupa un lugar privilegiado por su situación geográfica. Los romeros se visten de túnica negra, cubren su rostro con un capillo del mismo color y a veces arrastran cadenas; algunos peregrinos portan cruces de madera adornadas con flores y arbustos florecidos.

La Hermandad de los Doce Apóstoles peregrina a Ujué desde 1607 a la medianoche del 1 de mayo. En silencio, con una vela encendida en su mano derecha y un báculo a la izquierda, los romeros llegan al santuario a las cuatro de la madrugada. Tras la celebración de la misa en la basílica, a las seis de la mañana, con las primeras luces del alba, parten hacia Tafalla. Un almuerzo campestre, dilata la llegada a Santa María que sucede cuando en el reloj parroquial suenan las doce campanadas del mediodía.

Los peregrinos salen de Tafalla a las cinco de la mañana en procesión, de uno en uno, y caminan los veinte kilómetros hacia el santuario. Allí transcurre el día en un ambiente de fraternidad y al atardecer regresan para entrar en Tafalla ya a oscuras. Cantan letrillas, himnos y letanías que, tanto los tafalleses como los pueblos vecinos, conservan desde hace siglos y todo ello adquiere un carácter ancestral y de religiosidad enraizada. El ritual de la romería deja en el aire un aroma de tiempo detenido que se remonta hasta la Edad Media.

FacebookTwitterGoogle+ Añadir a las redes sociales.

<< volver